¿Esto es lo que nos podría pasar?

hipoteca

El reportaje del post anterior demuestra como la financiera de Tecnocasa, Kíron, es capaz de conceder Hipotecas Subprime a personas que apenas tienen recursos.

En el reportaje nos hacemos pasar por una joven que trabaja de teleoperadora cobrando la mísera cantidad de 450€/mes y cuya pareja obtiene un salario de 760€/mes trabajando en una empresa familiar. Sumando ambas nominas se les podría calificar de un gracioso dúo mileurista al que conceder un crédito hipotecario se traduce en riesgo, riesgo y más riesgo.

Intentando convencernos de la buena idea que habíamos tenido al acudir a su financiera nos aclaran que ellos podrían conseguir que el crédito de la hipoteca fuera del 100% del valor de la vivienda, diferenciándose así de los bancos normales, con los que sólo obtendríamos el 80% de ésta.

En el momento en el que nos hace el cálculo del préstamo establece el  porcentaje de endeudamiento que nos aceptaría el banco en un 35% de nuestro sueldo. Nos dice que es 424, cuando realizando una simple operación que se aprende en primaria observamos que aumenta descaradamente 4€, quizás sea un poco la comisión que nos pretenden cobrar por cada pregunta incomoda que le hagamos. Ironías aparte.

Nos cuenta que si nos endeudamos más de esa cantidad se iría de ratio la operación. Algo preponderante pues, en cierto momento del asesoramiento nos intenta colocar un préstamo personal a 5 o más años proporcionado por una entidad distinta al banco que nos debería dar la hipoteca. Ellos lo atribuían para sufragar gastos.

Nos piden un aval, que alguno de nuestros padres figuren de aval e incluso de doble garantía con su vivienda, aunque nos extraña que nos digan que el aval solo se haría cargo del 30% del valor del préstamo.

Cuando nos hablan de Tecnocasa nos dicen la función de esa inmobiliaria y que cobra una comisión por sus servicios, aunque no llegan a indicarnos cuanto supone dicha comisión. Tampoco nos hablan de la comisión que ellos cobrarían en el caso de que firmáramos con ellos.

Hablando de pagos y gastos sí que nos dicen que debemos pagar 20.000€ a favor de “gastos típicos de una compra-venta”  de notaria, registro de la propiedad, gestoría, gastos del préstamo, nos vuelve a contar los gastos del registro, impuesto de transmisiones patrimoniales (que dice que la ley nos exime de pagarlo, pero aún así nos lo incluye), comisión de apertura y hasta ¡un seguro de vida!.  Nos exponen que a veces los bancos ponen estos seguros de vida para asegurarse de que van a cobrar y así incluso te mejoran el tipo de interés.

Esta situación quizás les resulte familiar. El 30 de diciembre del pasado 2012 el diario EL PAÍS publicó una noticia titulada: “Mi casa es un activo tóxico”, este articulo contaba la historia de Paulo Jorge Feliciano Marques, portugués de 44 años  y Galina Roubina, rusa de 51.

Aquí os dejo el enlace http://economia.elpais.com/economia/2012/12/29/actualidad/1356808181_326401.html

Ambos pretendían comprar una vivienda por lo que habían pedido la hipoteca a varios bancos los cuales se las negaron, y deciden acudir a Tecnocasa, la cual les desvía a su financiera Kíron, y es en mayo de 2007 cuando les consigue un crédito con Credifimo, la financiera de Cajasol,  por 224.500 euros para comprar el piso.

La situación económica de estas personas cuando pidieron el crédito hipotecario era la siguiente: Paulo cobraba 837 euros como camarero, aunque podían llegar a los 1.200. Galina había trabajado cuidando personas mayores, pero en ese momento estaba de baja con una minusvalía reconocida del 70% por una grave enfermedad y había pedido una pensión de invalidez permanente de la que cobra 357€.

Poco después  Paulo se quedo en paro, y no podían hacer frente a esa desmesurada hipoteca a 33 años de 1.050 euros al mes. Al parecer a ellos no les calcularon bien el ratio de endeudamiento  ni les pidieron aval.

Haciendo una pequeña cuenta podemos hallar el interés al que pagan esta hipoteca.

415.800 – 224.500= 191.300.

415.800 ————-100        100 x 191.300/ 415.800= 46’007%

191.300—————–x

Similitudes con nuestra experiencia en el reportaje:

  • Kíron nos promete que nos van a sacar la hipoteca sí o sí, por mucho riesgo que hubiera de por medio.
  • Para completar la hipoteca, a esta pareja Kíron les consiguió un crédito personal de 8.000 euros concedido por una oficina del BBVA, una distinta que la que les concedió la hipoteca, esta fue Cajasol.  Casualmente es una de las opciones que nos comentaron también a nosotros.
  • Nos ofrecen un desmesurado interés. A Paulo y Galina les cobran un 46% de interés, mientras que a nosotros un 35%, aunque a nosotros la posibilidad de aval.

La historia de esta pareja extranjera no queda en que no pudieron hacer frente a la hipoteca, sino que se tuerce aún más. El ‘fondo buitre’ Cerberus, con sede en Nueva York, se hizo con la cesión del crédito cuando ya estaba en impago, y  se ejecutó  a pesar de Paulo y Galina lo habían denunciado por estafa, Cerberus compró la hipoteca por el 8% de su valor y ahora les reclama a ellos el 100% más intereses.

Esto nos hace reflexionar, si llegamos a ser realmente dos jóvenes ilusionados en comprar una casa y que Kíron les conceda la hipoteca ¿nos la habrían jugado así también de esa forma?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s