Crowdfunding o la cooperación colectiva.

Como ya hemos dicho anteriormente el Shadow Banking se lleva a cabo en grandes empresas (Kíron), pero también esta práctica es tomada por particulares que prestan dinero a otros particulares, donde supuestamente ambos se benefician de esta acción pero, ¿realmente los inversores salen ganando? ¿es cierto que es dinero rápido y sin avales?

Si recorremos la ciudad en un día normal, es muy común encontrarnos en farolas, marquesinas, muros de edificios y otros muchos lugares multitud de carteles ofreciendo un crédito con estas características, tan fácil como marcar un número de teléfono y tu crédito te será dado. Realmente es demasiado bonito para ser cierto, ¿verdad? Pues sí, a veces hay que tener cuidado con este tipo de ofertas.

Crowdfunding (en español micromecenazgo) o créditos P2P, así se denominan este tipo de prácticas donde un colectivo de personas crea una red para conseguir dinero u otros recursos. Normalmente, Internet es la plataforma ideal para esto, ya sea la creación de páginas web o la utilización del correo para bombardearnos el email de correo no deseado.

Aunque mucha gente sí que tenga la capacidad de pensar que este tipo de ofertas no van a darles el beneficio que ellos desean, muchas otras sí que confían, ya sea por causa de desesperación económica, necesidad de cubrir algún pequeño gasto inesperado, o simplemente por falta de astucia.Pero estos no solo operan llenando la calle de carteles para llamar la atención del que pasa por allí.

Con el auge de Internet, están apareciendo multitud de webs dedicadas a poner en contacto a prestamistas particulares con personas que buscan dinero rápido y sin demasiadas dificultades. Navegando por la red hemos encontrado la página http://www.prestamosparticulares.com.es/ donde estas personas publican su caso esperando a ser atendidos por un prestamista que les ayude en su necesidad de conseguir un crédito. Esta ‘actúa como mero sitio de información sobre las empresas financieras online y los anuncios clasificados de préstamos que puede encontrar en internet, sin ninguna relación ni participación con los posibles anunciantes’. En estas acciones el inversor pone sus datos personales y cuánto dinero necesita, y los prestamistas dejan su dinero a cambio de un crédito. Cabe destacar que la misma página web advierte estar alerta sobre las posibles estafas que se puedan dar, facilitando una serie de consejos para evitarlos.

En definitiva, si se encuentra con un anuncio que le ofrece llenar su bolsillo en 24 horas sin mayor dificultad que llamar a un número de teléfono o enviar un correo, investigue si es de confianza y piénselo dos veces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s